El dolor y el estrés

El dolor y el estrés tienen relación. El estrés tiene que ver con el dolor y algunas enfermedades.

El cuerpo físico es un filtro emocional, muchas enfermedades y trastornos físicos y fisiológicos tienen arraigo en problemas emocionales.

El dolor viene de la falta de relajación, cuando duermes no hay dolor, si estás con analgésico no hay dolor.

El dolor y el estrés

Si hay dolor es porque hay demasiada tensión y se requiere sur relajación. Se llega a la demasiada tensión cuando nos obligamos con ideas concebidas o preconcebidas, pensamientos y creencias de lo que debería o tendría que ser.

Otra forma de tensión excesiva es por actividad celular reguladora interna porque el cuerpo tiene sus movimientos regulatorios. También se genera demasiada tensión cuando hay un impacto, accidente o trauma.

La tensión de acción va acompañada de su correspondiente relajación, pero por los fenómenos antes comentados un día la cosa se pone demasiado tensa.

Hábito

De alguna manera se llegado a una tensión excesiva, por ejemplo, se ha repetido tanto un acción nefasta que se ha hecho un hábito funesto.

El sistema se ha llegado a cargar, de aguantar o tensar demasiado. El sistema celular, músculos, tendones y huesos han tenido que soportar tal carga que se han estresado perdiendo capacidad de reacción. También pasa en las emociones, por ejemplo la ira,  que es buena, pero se ha hecho tan cansina que acaba por producir tal irritación y a la mínima se salta...

Cada persona tiene sus hábitos. Hábitos o programas en las que la ejecución de la acción ha llevado a sobrepasar el umbral de aguante.

El sistema a mermado y ahora qué...

La atención es tensión en algún sentido o dirección, algún fin. La relajación es lo opuesto.

La contención es la atención con mínimo esfuerzo. En ese estado estás sostenido por la idea sin demasiada tensión.

Aprendemos a estar atentos con el fin a resolver aquello que tenemos que resolver, aprendamos a hacerlo con la suficiente y necesaria tensión pero sin pasar el umbral...

Si pasamos el umbral alguna parte comienza a fallar, el medio interno se está sobreexcitando y no funcionará bien, si hay tensión muscular algo dolerá, o se sentirá cansancio que no se recupera.

La presión emocional es demasiada o dura mucho se convertirá presión acumulada que querrá explotar un día. Las ideas se alborotan y los pensamientos se vuelven un poco irracionales...

Qué hacer, ejercicio es menester

Ejercicios de la mente, ejercicios del cuerpo. Para activar la tensión-relajación. Ejercicio espontáneo para soltar la tensión excesiva. Meditación para calmar la mente, relajación para calmar el cuerpo y visualización para dejar atrás el programa de hábitos que no funcionan y crear nuevos recursos. 

Seguiremos,

Joan

Orientación personal

Face

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + 11 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.