Elige tu futuro

Elige uno de lo posibles futuros. Piensa lo que quieres vivir, ser o tener.

Escoge lo que quieras vivir, algo que tenga que ver con tus necesidades. Que sea algo efectivo, consistente y satisfactorio para ti.

Tal vez sea salud, algo material, un estado de ánimo.

Elige un futuro que te gustaría hacer presente

La relación entre imaginación y experiencia vivida ha de ser constatada a través de la experiencia propia y por tanto única e intransmisible.

¿Cómo imaginas tu futuro, allí vas a pasar el resto de tu vida?

Puedes entregar tu futuro al universo y que se encargue de traerte la mejor de todas la posibilidades. Puedes imaginar y sentir como sería y después entregarlo al universo como una posibilidad más. el Universo está a tu favor.

Somos seres multidimensionales desdoblados en el espacio/tiempo. La idea, aunque estraña, está presente en la ciencia: los universos paralelos, también llamados universos desdoblados.

Qué hay detrás de lo que eliges:

Cómo se siente eso que se imagina, eso que se desea, qué aporta, qué da, para qué nos sirve. Si es estar sano, ascender en el trabajo, quedar bien, ser reconocid@…

Nos hacemos la pregunta y observamos la respuesta surge, una o dos veces más.

No limites lo que quieres a una persona u otras personas, no se trata de cambiar a los demás. Modificando la forma que pensamos y reaccionamos o experimentamos que cambia el mundo. Pensar en lo que se quiere sentir o vivir.

Si es tener dinero, piensa en que te hará sentir, tal vez sea tranquilidad, alegría, ser mejor, importancia…

Realza tu sueño llevándola al meta objetivo, lo que hay detrás de lo que deseas.

Eres una posibilidad

Cada presente es el pasado de un futuro y el futuro de un pasado.

Construye un momento futuro con tu imaginación

Concentra tu atención en un momento futuro donde se cumple aquello que quieres vivir.

Deja que se seleccione la información que tiene que ver con la sensación de haber satisfecho tu objetivo.

Qués es lo que indica o simboliza eso que quieres, tener eso que quieres, ser o hacer: por ejemplo si es estar casada lo que seguro que lo indica es llevar un anillo de bodas en el dedo.

Comienza

Relájate, busca un estado próximo al sueño.

Crea una escena donde ya se ha realizado la experiencia que quieres vivir. Asume la sensación toca, mira, etc..

Mantener la acción, hasta que sea nítido y parezca real. Tanto que cuando abras los ojos te sorprendas que no este allí.

¿Como te sentirías con el hecho ya realizado?

Cómo se sienten las personas con las que lo compartes, como te miran, dicen o hacen.

Practica diariamente hasta que un día se vive el deseo cumplido

Vivimos en tres tiempos a la vez, pasado, presente y futuro. Un día abandamos el cuerpo físico para volver a espacio de donde venimos.

La realidad es un colapso de onda, una posible posibilidad posiblemente vivida.

Consideraciones

Toma conciencia de tus pensamientos, los negativos o que no te gusten los devuelves al vacío, Tu no eres tus pensamientos. Los pensamientos son informaciones que pululan por el universo. Gestiona tus pensamientos, descarta los que no te gusten y quédate con los que te interesen. Crea pensamientos enriquecedores.

Seguiremos!

Joan

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.