Estrés

El estrés es un estado de reacción predominado por la fase de tensión en la actividad fisiológica, física, emocional y/o mental.

Una reacción que surge para resolver un problemón. Problema o problemita algo que se tiene que resolver internamente, en un contexto, una situación, con una persona, animal o cosa.

El caso es que nos genera una sobreactividad que nos puede llegar a desestabilizar y hacer perder los recursos internos.

En la vida siempre hay algo que resolver. Si tenemos un problema quiere decir que ya tenemos la solución también. Ande está, que no la veo...

Que la fuerza te acompañe

El estrés es la fuerza de reacción para la correcta solución. Por un lado es necesario para resolver la situación pero si es excesivo o se mantiene en el tiempo acaba mermando, debilitando.

Ante un tema que se tiene que resolver sacamos una fuerza de tensión con la que aprendemos o generamos recursos, capacidades o lo que sea necesario. Así, es una oportunidad de aprender y aplicar eso que sabemos.

Sacamos el potencial que llevamos dentro!

Solucionar problemas aumenta la autoestima y el autoreconocimiento, pilares básicos de la psique. Sube la energía interior y nos hace sentir fuertes, sanos y exitosos

Cuando la fuerza no te acompaña

Si la situación nos requiere demasiado esfuerzo o nos genera demasiada tensión y además esta tensión excesiva dura mucho tiempo se daña nuestra salud.

No hay espacio/tiempo para la recuperación de esa tensión y acaba por hacernos daño.

El estrés excesivo provoca malestar o distrés

Reacciones fisiológicas, físicas, emocionales y mentales alteradas. La ansiedad llama a la puerta, también lo hace la depresión, estados de ira, excesiva alegría...

Impaciente se vuelve Vicente. Indecisión es lo que tiene Antón. Acelerada va Inmaculada. Luisa a perdido la risa. Nervioso está Ambrosio, Maribel no comer bien. Dolor y fatiga tiene mi amiga.

Prevenir, reducir y gestionar los efectos negativos del estrés 

Resolver el problema es menester. Si el problema no tiene solución se requiere una nueva percepción. Reducir exceso de tensión y reconducir la situación.

Hay situaciones en la vida que requieren rehacerse y volver a nacer siendo aquella persona que siempre has querido ser.

Enfermedad es búsqueda de solución

El estrés facilita la aparición o progreso de una enfermedad.

Nos preguntamos si no sería ésta una solución a una situación que nos ha estado desestabilizado. Algunas enfermedades podrían ser la manera de recomponernos ante un problema de la vida.

En todo caso es oportuno fomentar la salud.

El estrés reduce la capacidad inmunológica del organismo. Se relaciona con trastornos gastrointestinales y problemas cardiovasculares. Incluso artritis reumatoide, alergias,  problemas de piel y ciertos tumores.

Otras cuantas cosas más:

Diarrea o estreñimiento, dolores frecuentes, falta de energía, problemas sexuales. Cuello rígido, espalada o alguna parte del cuerpo. Cansancio, problemas en el dormir. Mala memoria o concentración. Uso de alcohol o drogas para intentar relajarse pero que no sirve es tan solo momentáneo. Alteración del peso.

Serían maneras de recolocarse, a veces la realidad que percibimos es tormentosa, las experiencias engorrosas y aunque intentamos olvidar, esconder y queremos no ver, el cuerpo, que sabio es, reacciona pues es su deber.

Tal vez el mundo no lo podremos cambiar pero sí podemos cambiar como lo vemos, entonces cambiará el mundo.

Joan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.