Good bye estrés

El estrés es un estado de reacción donde predomina la tensión en la actividad fisiológica, física, emocional y mental.

La tensión es un recurso que nos permite desarrollarnos, superarnos y evolucionar. Desarrollar capacidades, aprender, resolver. Solucionar y crear.

Pero si la tensión es excesiva y se alarga en el tiempo se genera una sobretensión.

Consecuencia, se debilita el organismo

Aparece fatiga, cansancio o agotamiento que debilita el organismo.

Un día deja de funcionar algo del cuerpo, duele una zona, nos sentimos temerosos o ansiosos, tenemos pensamientos que no paran y nos volvemos un poco obsesivos.

Pero no sabemos porque, incluso lo negamos, lo desviamos o queremos no ver. Intentamos explicar y justificar lo que nos pasa pero no damos en el clavo. No accedemos a la información que causó la alteración.

Hasta que alguien nos los hace ver o no nos queda más remedio que reconocer. Otras veces lo tenemos claro; la situación me atrapó y no me queda más que pasar por el aro.

El malestar o distrés

Las alteraciones que provoca el estrés pueden ser fisiológicas y afectar al sueño, digestión, respiración, sexo, sistema inmunológico débil. Emocionales como irritabilidad, temerosidad, nerviosismo, impaciencia. Cognitivas y afecta la memoria, la concentración y tenemos pensamientos recurrentes y un poco obsesivos.

El mundo no lo podremos cambiar pero sí se puede cambiar como se percibe y se responde al mundo

Aprende a regular tu estrés

Más info 


 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 3 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.