Ordenar los deseos

Ordenar los deseos, necesidades y valores, aquéllo que más nos importa. El orden nos lleva a la congruencia, disminuye la pérdida de energía y mejora el rendimiento vital.

La homeostasis psicológica es el equilibrio de las necesidades o deseos y su satisfacción, el deseo no satisfecho, reprimido o inhibido provoca desequilibrio interno.

La homeostasis biológica y psicológica no están separadas, en el movimiento de la vida todo está relacionado.

Ordenar el mundo interno.

Primero nos relajamos para conectar con el deseo corporal y entrar en nuestro interior. A modo introspección observaremos las necesidades de supervivencia, emocionales y sentimentales, de identidad, sociales y de realización espiritual que surgen para ser satisfechas.

La introspección, observación y escucha interna nos conecta con la naturaleza del deseo. Aquéllo que nos mueve, esas cosas que nos motivan y por tanto le dedicamos tiempo, energía y dinero.

Haremos una jerarquía de valores para tener clara la estructura y dar coherencia a acciones, sentimientos y pensamientos.

Invertir en pensamientos

Revisar pensamientos que funcionan como creencias limitantes. Afirmaciones que nos bloquean o impiden seguir o dar el primer paso. Modificamos las creencias limitantes y generamos nuevas creencias que nos amplían el mundo y nos estimulan a ir hacia donde queremos.

Vivir el ahora con pensamientos efectivos y resultantes permite no malgastar energía e invertir en el mañana, ese futuro donde pasaremos el resto de nuestra vida.


Sabes lo que es importante para ti en esta vida. Ahora también se va a ordenar.

SUGERENCIA

LA BRÚJULA INTERNA

HACER UNA LISTA DE LO QUE TE IMPORTA: LOS VALORES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − diecinueve =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.